Los Banquetes De Bruce!!!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

YUM!!!!!

Nuestros Vecinos En Bath Avenue

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Paseando Por Ocean Grove

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Último Amanecer

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ocean Grove, NJ

Lunes, Octubre 8, 2012

Bienvenidos A 27 Bath Avenue

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ocean Grove, NJ

Octubre 2012

Meditacion Matutina

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ocean Grove, NJ

Amaneciendo

Domingo, Octubre 7, 2012

Meditando Con El Alba

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ocean Grove, NJ

Amaneciendo, Octubre 6, 2012

Te Miro En Cada Necesidad, Y Nunca Miro En Vano…

Lección del 26 de Abril de 2012

“TE MIRO EN CADA NECESIDAD, Y NUNCA MIRO EN VANO…”

Por Hope Anderson

Traducida por Sonia Megías y Margarita Danielian

E-mail de Allen White

¡Otra vez un hermoso himno! Me llegó en un momento de silencio y lo anoté inmediatamente como un posible tema para esta Lección. Su autor es Samuel Longfellow (1819-1892), y hay seis himnos atribuidos a él, todos maravillosos. No pude encontrar ninguna información personal acerca de este prolífico escritor de himnos – que no sólo estaba lleno del Espíritu Santo, sino que ¡escribió himnos a ese Ser con quien él se llenaba!

Te miro en cada necesidad, y nunca miro en vano;

siento Tu contacto, Tu Amor eterno, y todo se calma;

Tu recuerdo es mucho más poderoso que el pecado, el dolor y el pesar.

(Himno #134, verso 1, Himnario de Ciencia Cristiana)

Me llegó recientemente un e-mail de Allen White titulado “Sonidos de la Trompeta”, en el que me relataba las palabras anteriores. Acentuaba el hecho de que ya sabemos todo lo que necesitamos saber, y que “cualquier aprendizaje o estudio de la Verdad es un engaño, pues nos hace creer que la Verdad tiene que ser vertida en nosotros por una fuente externa.”  Declaró Allen que esto “no es cierto, pues solamente hay una Mente: la Mente de Cristo, o Mente Divina“.

A menudo nos encontramos luchando por entrar en el silencio para contactar con Dios. Sin embargo, Allen White nos pide en este mensaje: “deja de luchar para experimentar a Dios, porque ya eres Dios experimentándose a Sí Mism@.” Asimismo, afirma: “lo que necesitas es tranquilizarte, y permitir sumergirte profundamente en tu propio conocimiento. Antes de rezar o meditar, afirma tus intenciones de gozar en la Gloria de Tu Conciencia Divina. Y húndete en ella a través del ajetreo de tus pensamientos. De esta forma, gozarás en tu propio conocimiento y Ser.  Sólamente permítete experimentar esta verdad:  YO SÉ.”

Tu Calma viene desde las alturas a sosegar mi inquietud;

a mi alrededor fluye la corriente de Tu vida para fortalecer mi flaqueante voluntad:

Tu presencia llena mi soledad y Tu providencia convierte todo en bien.

Refugiad@ profundamente en Tu querido amor, contenido en Tu ley me apoyo;

Tu mano está en todo lo que veo, y todo está en Tu mano.

Me guías en formas no buscadas, Conviertes mi pesar en alabanza.

(op. cit. Versos 2 y 3, “El énfasis es mío”)

Destruir versus Disolver

En las lecciones de Ciencia Cristiana he venido notando cuán a menudo la Sra. Eddy utiliza la palabra “destruir.”  Hay una lista muy larga en la concordancia de Ciencia y Salud sobre las palabras “destruir”, “destruyo”, y “destruyendo”. En una ocasión en la lección de la semana pasada, Eddy habló sobre las “creencias o errores ilusorios” – “pecado, enfermedad, y muerte” – que Jesús “pudo y de hecho destruyó”. En contraste con esto, Joel Goldsmith utiliza la expresión “disolviendo” cuando describe la erradicación de los errores de los sentidos.  El uso de la palabra “destruir” dejaría la idea en el estudiante que hay un poder distinto al poder de Dios, -un poder contra el cual el hombre tiene que luchar, como se mencionó en los párrafos anteriores de Allen White.  La palabra “disolver” inmediatamente deja la impresión en la mente de la disolución de cualquier error de creencia a su “nadería nativa”. ¡Nada hay de enfrentamiento con otro poder en eso!  ¡Y muchos de nosotros hemos experimentado esa maravillosa disolución de creencias aparentemente tercas!

En una clase con Ken Lazdowski en Stamford, Connecticut, este pasado fin de semana, me llamó la atención que se refirió a la palabra “destruir” o “destruyendo” como equivocadas en cuanto a “corregir creencias erróneas”. Unos días antes, cuando estaba empezando la presente lección, yo también traté este mismo punto.

* * * * * *

Pedro (1)

Marco 9, versos 27-33, nos habla de Jesús con sus discípulos de camino a Cesárea Philippi.  En ruta, le preguntó a sus discípulos “¿Quién dice la gente que soy?”, en su deseo de ser entendido. Ellos le respondieron: “Juan Bautista, Elías, o uno de los profetas”. Entonces, Él les pregunto: “¿Y quién decís vosotros que soy?”, Pedro respondió “Eres el Cristo”.

En la respuesta inmediata de Pedro, no solo estaba viendo al Cristo de Jesús, si no también estaba viendo al Cristo de sí mismo y de los demás.  “Lo que ves en los demás, es lo que tú eres”. Esta “visión” permitió que Pedro fuera uno de los tres elegidos por el Maestro para estar con Él en el Monte de la Transfiguración, esa Cuarta Dimensión o Presencia de Cristo interna que Jesús experimentaba como viviendo Su vida por Él. Los elegidos, Pedro, Jaime y Juan, no habrían llegado a un contacto tan cercano con Jesús si no hubieran logrado tan alto nivel de conciencia.

Pedro era conocido por su impetuosidad, como se puede comprobar en su rápido comentario reconociendo a Jesús como “el Cristo”. Él, vigorosamente rechazó la declaración de que el Maestro iba a ser sometido a un calvario de sufrimiento, a ser matado, y que tres días después ascendería a los cielos. Jesús explicó a sus discípulos cada paso, con mucho cuidado, para que quedaran completamente informados, y regañó fuertemente a Pedro cuando éste no aceptó el devenir de su Maestro: “Pedro, no tienes ni idea del plan que Dios preparó para mí”. Tras varios enfrentamientos como éste, Pedro se convirtió en uno de los aliados mas apegados a Jesús.

Judas

Al relatarles el proceso que seguiría para ser crucificado, Jesús sabía que Judas había sido seleccionado por Dios para ser el discípulo más cercano al Maestro, y que lo apoyaría en su esfuerzo de experimentar la crucifixión y resurrección. Si alguien de ustedes ha leído el libro de Elaine Pagels y Karen King titulado Leyendo a Judas: El Evangelio de Judas y el Modelado de la Cristiandad, se darían cuenta de que Judas siempre fue el amigo mas apegado de Jesús, y que las escrituras en la Biblia acerca de este discípulo fueron manipuladas para que apareciera como el “traidor”, la encarnación de la maldad. Iranaeus, el Obispo de la Iglesia en Roma en aquella época, apoyó esta afirmación falsa, y marcó como herejes a todos ellos que no lo aceptaran.

El Evangelio de Judas, uno de los evangelios Agnósticos descubiertos en el Alto Egipto cerca de Al Minya en la década de 1970, explicaba que Judas no se suicidó, como venía declarado en los Evangelios, sino que fue el primer mártir porque “los doce” lo apedrearon hasta la muerte. Toda la ignorancia escrita en la Biblia sobre Judas como discípulo de Jesús fue preservada por la Iglesia Cristiana por todos estos siglos. “El Evangelio de Judas nos devuelve una de las voces de oposición, una llamada para que la religión renuncie a la violencia como voluntad de Dios y objeto de la humanidad.” (El Evangelio de Judas, pág. s.f.).

Muchos de los escritores espirituales que hemos estudiado no sabían nada de que Judas era el “escogido” para esta difícil tarea, porque los Evangelios Agnósticos no fueron descubiertos en sus tiempos:

– La Sra. Eddy, por ejemplo, escribe sobre Judas “conspirando contra Jesús” y también menciona “la distancia infinita entre Judas y su Maestro” (Ciencia y Salud, pág. 47:1, 2).

– Joel Goldsmith describe a Judas como “un ejemplo de alguien que no respondía al Cristo” (La Arte de la Meditación, pág. 153:1).

– Hasta El Diccionario de la Biblia Metafísica, publicado por Unity y generalmente muy claro en sus explicaciones, describe a Judas como “traidor”.

* * * * * * *

Pedro (2)

Cuenta el libro de Actos que Pedro, tras reconocer al Cristo en Jesús, continuó con su misión de visitar las iglesias y realizar numerosos trabajos de sanación. Cuando llegó a Lydda, conoció a un hombre llamado Aeneas que llevaba paralizado en su cama ocho años. Pedro le dijo que Jesucristo lo había hecho erguido, y que por ello ¡era capaz de levantarse de su lecho! Así que Aeneas se levantó inmediatamente, de un salto – erguido.

Una discípula llamada Tabita, amada por muchos en Joppa y reconocida por sus buenos trabajos, había muerto y sus amigos estaban de luto por ella. Al enterarse los discípulos de que Pedro estaba en la cercana Lydda, enviaron a dos hombres para pedirle que viniera. Cuando Pedro llegó a la casa de Tabita, sacó a todas las viudas lloronas fuera del cuarto donde se encontraba Tabita, se arrodilló junto a su cama y rezó. Entonces, le habló directamente a ella y le dijo: “Tabita, levántate”, y ella abrió los ojos y, viendo a Pedro, se sentó en el lecho. Él le dio la mano, ayudándole a levantarse. Llamó entonces a todos los fieles y viudas, y les presentó a Tabita viva. Cuando esto se hizo público en toda Joppa, muchos pusieron su confianza en el Maestro.

Pedro pudo decir ‘Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente’ porque podía ver a través de la apariencia humana, era capaz de percibir eso que estaba animando a Jesús y que lo hacía el salvador y líder del mundo. …Pedro pudo ver más allá de la apariencia y reconoció que era el Cristo quien realmente estaba funcionando como el hombre Jesús.

Si vemos al Maestro en esa luz, pero ahí paramos, perdemos nuestra demostración, porque no es solamente Jesús que fue activado por el Cristo: Lo fuimos tú y yo también. En efecto, no hay persona en el mundo de quien no se pueda decir que representa a ‘Dios, el Padre; Dios, el Hijo; Dios, el Espíritu Santo’.” (El Trueno del Silencio, Pág. 171:2).

El viaje a Stamford

Como mencioné antes, el fin de semana pasado, Ken Lazdowski impartió su clase “El Camino Infinito” en Stamford, y fue una bella experiencia para todos nosotros. El tema a tratar fue “Una Existencia Centrada en Dios”. Muchos de los presentes también habían asistido a la semana de clases que Ken dio en Florida hace poco.

Una amiga cercana (que depende de un andador) me pidió hace más de un mes que la acompañara a la clase, ya que ella no había podido venir por varios años. Yo accedí inmediatamente a ir con ella a Stamford en tren. La madrugada anterior al viaje, me desperté a las 3:30, preocupada por cómo iba a resultar todo, y acostada en la cama traté de arreglar todos los detalles en mi mente (¡y había muchos!).

Afortunadamente, la preocupación no duró mucho tiempo porque, de nuevo, recurrí a un mensaje iluminado de San Pablo:

Sabemos que todo fluye para el bien de quienes aman a Dios, para quienes oyen la llamada de su [santo] propósito.” (Romanos 8:28)

 Yo sabía que Dios tenía para nosotras el plan perfecto, y no la mente confusa. ¡Y éste era definitivamente un propósito “santo”! Cuando llegamos a la estación del tren, encontramos que cuando necesitamos ayuda con nuestras maletas o con mi bolsa extra (para que yo pudiera dedicarme a mi amiga), siempre se presentó alguien dispuesto a ayudarnos. La bondad iba por delante de nosotras.

No podíamos sentarnos juntas, pero tuve un compañero de viaje muy ameno que me contó sobre su hijo, un Marino de los Estados Unidos, que acababa de regresar a casa tras cuatro años en Afganistán. Este hombre dijo que su hijo quería que la gente supiera el bien que los soldados están haciendo en Afganistán, ya que solamente nos llega la parte negativa. Su hijo amó a los niños ahí, y me mostró varias fotos de este joven soldado con los pequeños afganos. Yo le dije que a menudo envio donaciones para los niños de Afganistán.

El tren llegó a Stamford, y al levantarme para partir, le dije: “que Dios te bendiga y te guarde” y, para mi sorpresa, el agregó: “el Señor brille su cara en ti y te llene de Gracia”. Y yo terminé con: “¡que el Señor alce la luz de su cara sobre ti y te dé paz!” Ambos sabíamos que nunca más nos encontraríamos, pero prometimos llevar esta Verdad con nosotros y compartirla.

 “Que Dios me guarde de la caída, colme todas mis necesidades;

Su amor siempre me mantiene fiel en palabra y acción.

Me mantiene apartado de la maldad, y alumbra mi camino,

mi vaivén Él corona con Su Gracia.”

(Himno #189:2, Himnario de Ciencia Cristiana)

 Cuando llegamos a Stamford, dos personas nos ayudaron a llegar a un taxi que nos llevó al Marriott Hotel. Mi amiga fue recibida con mucho amor, ya que no había podido venir a las clases desde hacía cinco años. En la clase, se nos recordó que “estamos aquí para atestiguar la Realidad de Cristo”, ¡que somos Sus instrumentos! Como Jesús le dijo a Juan: “Si soy testigo de mí mismo, mi testimonio no es real… El Padre que mora en mí es que hace toda la labor.”

La noche antes de regresar a casa, me estaba acostando, cuando una voz clara como una campana me dijo interiormente “Dios te bendiga”. La seguridad de un viaje armonioso de regreso a casa con mi amiga llenó mi ser, y cuando llegamos a nuestro destino encontramos que el conductor de nuestro tren había llamado anteriormente para que alguien nos acompañara con nuestro equipaje a mi automóvil. Cristo había aparecido a todos como una actividad, ley, y esencia invisible de todo efecto.

Hope

Reflexionando sobre…YO SOY

Una de mis actividades favoritas es reflexionar.

Por las mañanas, antes de levantarme, reflexiono sobre como organizar el día.  Mientras me cepillo los dientes, reflexiono:  Que me pongo? Como arreglo mi [larguisimo] cabello? Es ese un grano en la barbilla? A mi edad? Como se siente hoy mi esposo? Que significa YO SOY? Como funciona el obturador de una cámara? Necesito limpiar la caja de arena de la gatita? Esta listo mi perrito para salir a pasear?..

Ya va!  Que? El significado de YO SOY?

Hmmmmnnnnnnnn….y así empiezan las reflexiones, meditaciones, contemplaciones, rumiaciones…

Desde el punto de vista Bíblico, YO SOY es el nombre de Dios como le fue revelado a Moisés: Yo Soy Esto Soy.

Quien es el Dios que hizo la revelación?  Como supo Moisés que era Dios revelándose y no solamente algunas voces dentro de su cabeza?

Yo no se.  No estuve allí.  Ni conozco la experiencia de Moisés ni tengo ningunos antecedentes eruditos sobre los cuales basar cualquier suposición de tal evento. Sin embargo,lo que Joel Goldsmith nos dice en su interpretación Espiritual de las Escrituras, el segundo párrafo de la pagina 18 [en el libro en Ingles], me repica clara y fuertemente.   Goldsmith dice:

“Desde el momento en el cual Moisés comprendió ‘YO SOY ESTO SOY’ se convirtió en el dueño de cada situación, un líder de hombres.  Entonces fue que supo que la vida no es una experiencia física, si no que es expresada como estados y etapas de la conciencia desenvolviéndose y que ese desarrollo siempre va de lo mas bajo a lo mas alto, a la realización que yo soy la vida eterna.” [Nota: lo subrayado es mi énfasis.]

Asi, pues, según Goldsmith, Moisés comprendió “YO SOY ESTO SOY.”  Ninguna entidad se lo dijo.  Ninguna entidad se lo dijo porque Dios no es una entidad o un ser externo, sino que Dios es “YO SOY ESTO SOY” o, en forma abreviada, “YO SOY.”

Haz esto ahora: 

Repitete a ti mism@:  YO SOY.

Cierra los ojos y repitelo otra vez:  YO SOY.

De que te das cuenta?

Apuntalo.

Ahora, sigue leyendo si aun te apetece.

La primera vez que leí esa frase, “Moisés comprendió,” tuve la profunda sensación de un alivio…aaaahhhhhh….como si toda la vida hubiera contenido la respiración hasta por fin oír las palabras de lo que siempre supe ser verdad:  que yo soy Dios.  Hala! Si acabas de hacer el ejercicio anterior, tengo la confianza de que has tenido una experiencia muy parecida a la mía porque cada un@ de nosotr@s, como Expresión Perfecta de lo Divino, ES Dios.

Asi que YO SOY significa yo soy Dios.

Vaya, pues! Bastante reflexión por ahora…seguramente habrá mas a la brevedad…

Aloha Y Shalom

Durante los últimos (casi) diez años, he tenido el placer de reunirme con un maravilloso grupo de personas, mi ‘ohana (familia) de hula, para aprender las complejidades y gozar del baile de hula y, mas que nada, para compartir el espíritu de aloha.

El idioma Hawai’iano es muy sutil.  Por ejemplo, la palabra “aloha” tiene muchos significados.  Superficialmente, el espíritu de aloha nos hace pensar de las sensaciones de bienvenida, de amor, de bienestar.  Quiere decir todas esas cosas y también significa “caridad,” “merced,” “gracia,” “saludos,” “devoción,” “cariño,” y sigue la lista de significados.  Cuando el espíritu de aloha nos abraza, somos bienvenid@s y envuelt@s en la Unidad del Ser, el “saber” que tod@s somos Un@, y estamos en el “hogar” que tod@s añoramos.

A pesar de las imágenes de brasieres de coco y faldas de paja, hula es una forma de alabar y honrar la ‘aina, la tierra, la cual es sinónima con el Ser en la cultura Hawai’iana.  La tierra, el mar, el cielo, los vientos, los árboles, todos estos forman parte del vocabulario de hula y son símbolos del fuerte vinculo entre los seres humanos y la naturaleza.

Cada mes me reúno con mis hermanas de hula para bailar hula, comer pu-pu (tapas) en Chef Yu, compartir nuestros acontecimientos y, en general, compartir nuestro mana’o (ideas, pensamientos, creencias) y aloha.  Como cualquier familia tenemos nuestros momentos de tormentas.  Como cualquier familia, siempre sabemos que podemos contar las unas con las otras tanto en nuestros momentos de alegría y celebración como en nuestros tiempos de tristeza.

Recientemente, tuvimos la oportunidad de celebrar con nuestra hermana de hula Ka’hea en la ocasión de su conversión a la religión Judía. La nombramos Ka’hea porque ella es la que siempre nos recuerda cual ka’hea (verso) estamos bailando en  el mele (canto). Mientras yo aun estoy tratando de no tropezar en mis propios pies, Ka’hea nos guía claramente con su recuerdo de que ka’hea estamos bailando.  Así que en la ocasión de la ceremonia de conversión, sus hermanas de hula vinieron para abrazarla en el espíritu de aloha mientras Ka’hea abrazaba el espíritu de shalom en su vida.  Todas formamos un circulo a su alrededor – sus hermanas de hula, sus hermanas del coro, sus hermanas biológicas, su Rabí, su nueva congregación – y escuchamos mientras Ka’hea nos contaba claramente y con mucha emoción lo mucho que significa para ella el unirse y ser bienvenida a la religión y comunidad Judía que ella ha elegido, y que la ha acogido, con tanto amor.  Su Rabí hablo de lo importante que era para Ka’hea el ver a todas las hebras de su larga y variada vida reunidas y representadas en tan importante ceremonia.

Para mi fue un gran regalo el poder ser testigo de la solidaridad demostrada por todos l@s amig@s y familiares de Ka’hea, rodeándola todos juntos en shalom y aloha allí, al umbral de la nueva aventura en la que ha embarcado.  Recordé otra vez que a pesar de lo que creemos, todos somos Un@.

« Older entries